miércoles, 2 de enero de 2013

Cacao Mexican.





Timoteo le pidió a su madre que me traiga desde Carmelo, Uruguay esa Raleigh con la que jugaba con sus hermanos y usaba su padre cuando jóvenes. Hoy Timoteo reside en el DF mexicano y fue por vía Skype que fuimos dándole forma a este proyecto. La bici estaba con muchos faltantes y muy castigada, por eso decidimos jugar un poco y salir de la linea conceptual de lo original y pintarla de marrón con detalle en marrón mas claro (chocolate y dulce de leche) he implementar madera para reemplazar los faltantes guardabarros. Tuvimos que pedir a Inglaterra 32 partes (entre faltantes y piezas en desgaste) para poder hacer funcionar la maza delantera como de la trasera (Sturmey Archer). Matias Flocco y Taller Origami colaboraron en este proyecto. a todos agradecido.!